phone

Nuestra Trayectoria

sobre

Misión

Ofrecer a los Diabéticos en la República Dominicana, la oportunidad de mejorar su calidad de vida a través de programas de educación que ponga en sus manos herramientas y conocimientos innovadores que le posibiliten un mejor cuidado, una mejor nutrición y una guía a la prevención de complicaciones que puede generar su condición.


sobre


Visión

Brindar los mejores aportes en cuanto a conocimientos, para que los diabéticos puedan disfrutar su vida en calidad. Nos responsabilizamos en aportar las mejores herramientas e innovadores recursos por un país sin diabéticos con complicaciones de salud y capaces de diferenciar entre el camino del bien y el mal, por su bienestar.



Fundación Pro-Ayuda a la Educación de Diabéticos Aprendiendo a Vivir, Inc., nace gracias a la experiencia en vida de su fundador Ing. José Antonio López Vander-Horst, en cuanto a la importancia de la educación en el tratamiento y vida con la condición de Diabetes.


A mediados del 2006, el equipo de la fundación, hizo contacto con el Servicio de Endocrinología del Hospital Infantil Robert Reid Cabral (HIRRC), liderado por el Pediatra Endocrinólogo Dr. Elbi Morla, y juntos diseñaron un proyecto que gracias al respaldo de colaboración del Hospital, en Enero del 2007, inició con 22 pacientes diabéticos de este centro de salud, dando así los primero pasos firme para dejar instalado el primer Centro de Educación para diabéticos en la Republica Dominicana.


A la vuelta de un año, el programa de Aprendiendo a Vivir ya alcanzaba más de ochenta niños, niñas y adolescentes con Diabetes en la República Dominicana; y crecía gracias en parte al financiamiento recibido de empresas privadas, donantes particulares (personas físicas), pero más aún, por el éxito palpable del cambio positivo en la calidad de vida de estos pacientes que tratamos. El 2008, marcó también el año de reconocimiento en nuestro país de la fundación, gracias al desarrollo de actividades pro-recaudación de fondos que se organizaron, permitiendo lanzar un programa de apadrinamiento de nuestros pacientes que lograba de esa forma, inyectar recursos para seguir nuestra labor social. Se desarrollo el primer campamento para pacientes diabéticos de la fundación.


En el 2009 Aprendiendo a Vivir rompe esquemas; logrando instalar en la Calle Manuel de Jesús Troncoso casi Esquina Víctor Garrido Puello, su centro de educación, dejando así el HIRRC sólo para las emergencias médicas de sus pacientes, y dándonos la oportunidad de realizar una labor más organizada e independiente, ahora con más de 130 niños, niñas y adolescentes diabéticos. Se desarrolló Campo Amigo Dominicano 09, segundo campamento para pacientes diabéticos de la fundación.


Además, buscando poder ofrecer a sus pacientes un servicio de calidad mundial, firmó un convenio de colaboración con la institución American Youth Understanding Diabetes Abroad Inc., donde ambas instituciones se comprometieron en desarrollar y fortalecer el trabajo de Aprendiendo a Vivir en el país, con el compromiso de involucrar y empoderar a Jóvenes dominicanos a fungir como líderes de cambios sociales y servir de medio para acercar los beneficios de la fundación local, a las comunidades más necesitadas de la República Dominicana.

Por igual, firmamos un acuerdo con el programa de la Federación Internacional de Diabetes (IDF) “Insulin for Life”, que estarán suministrando libre de costo a los pacientes de escasos recursos de la fundación, su tratamiento médico.


Lanzamos el Programa de Creación de Grupo de Apoyo a empleados diabéticos de las distintas empresas de nuestro país y abrimos nuestro centro de educación para que los distintos laboratorios que trabajan en diabetes puedan ofertar sesiones de educación a la comunidad general. En la actualidad, trabaja junto a SANOFI un programa multidisciplinario de apoyo y educación a personas con diabetes en Dominicana, Dar Más Contra la Diabetes, donde pone a disposición de cualquier persona con diabetes todo la información necesaria para un mejor manejo de su condición y por ende, aumentar la calidad de vida de esas personas.
Recientemente, trasladamos nuestro centro de educación a la Avenida 27 de Febrero esquina Bohechío No. 361B, Segundo Piso, frente a la Farmacia Olga.


Hasta la fecha, hemos invertido cerca de RD$8.0 Millones de Pesos en un programa social que brinda la oportunidad a los pacientes diabéticos más necesitados y que desde ya comienzan a convertirse en ente multiplicadores de la importancia de la educación en diabetes para todos los diabéticos de nuestro país.